camisetas kappa futbol


Ojalá una tormenta electromagnética global deje al planeta entero sin televisión durante el mes y pico que dure el Mundial. Hombre, visto así resulta un tanto exagerado calificar como vergonzoso traicionar los colores de toda una vida; lo que es de auténtica vergüenza en todo este asunto es que el mundo del fútbol se mueva al son que toquen las multinacionales, sirviéndolas cuando debería ser servido por estas mismas, y lo que es más clamoroso, con la total bendición de los organismos que deberían estar en primera fila a la hora de dar la cara por el deporte que representan (algo que llevo criticando en el tema de las relaciones entre fútbol y televisión).